Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Blog

La importancia del diagnóstico: Mordida Abierta tratada mediante Invisalign.

 Mordida Abierta:  en ortodoncia  llamamos mordida abierta anterior a aquella  a la alteración en la que los dientes superiores no llegan a contactar con los inferiores al cerrar la boca, con la consiguiente alteración funcional tanto para poder realizar el corte como a nivel propioceptivo ya que son los dientes anteriores los encargados de mandar la información de posición durante los movimientos mandibulares.

Básicamente diferenciaremos dos tipos de mordida abierta anterior:

  • De origen esquelético: en donde un crecimiento anómalo y divergente de los maxilares impide que los dientes puedan encajar adecuadamente. En estos casos el tratamiento de elección suele ser ortodoncia + cirugía ortognática.
  • De origen dentario: cuando la causa de esta mordía abierta es la malposicon dentaria. En niños puede darse con frecuencia asociada a hábitos perjudiciales como la succión del pulgar, el uso prolongado de chupete o biberón o la interposición lingual.

Respecto a la interposición lingual, son muchos los padres y adultos que nos consultan, en esto casos es primordial diagnosticar entre:

  • Si existe déficit de movilidad lingual (muchas veces asociada a frenillo lingual corto y problemas en la pronunciación de algunos fonemas). En este caso se contemplará tratamiento quirúrgico, logopedia y ortodoncia.
  • Si no existe déficit mandibular y el paciente no es capaz de tragar correctamente será aconsejable consultar con un logopeda para rehabilitar la función adecuadamente mediante ejercicios específicos.
  • Si no existe déficit mandibular y el paciente es capaz de tragar correctamente, habrá que buscar un origen dental: ya que la lengua funciona en numerosas ocasiones como elemento antiálgico, de manera que “interponiendo la lengua duele menos”: una recesión que da sensibilidad, una fractura de un diente o una restauración o caries profunda o una retención de ortodoncia no adecuada mantenidos en el tiempo puede acabar produciendo una deformación permanente.

 

El tratamiento para este tipo de patología es variable:

Tanto aparatos que modulen la función lingual como las rejillas o aparatos funcionales, hasta el tratamiento con distintas técnicas como Brackets (autoligables metálicos o cerámicos) como Invisalign.

Precisamente el tratamiento con alineadores invisalign se ha demostrado especialmente útil  para las mordida abiertas de origen dentaria, tanto en adolescentes colaboradores como adultos.